Empalmes mecánicos

Consiste en la unión de los dos extremos de las fibras en un soporte mecánico para permitir la alineación de los recubrimientos y mediante pegamentos o sistemas de presión para evitar la separación de las fibras. Su interior está impregnado de gel igualador de índice con el fin de reducir las pérdidas de inserción y las pérdidas de retorno producidas por las reflexiones de luz que se generan debido a las diferencias de los índices de refracción del núcleo de las fibras y el aire.

El soporte mecánico dispone de una ranura que permite el alineamiento de los revestimientos de las fibras y suele tener forma de V, lo que confiere una gran precisión al alineamiento.

Para poder utilizar un empalme mecánico es necesario que las fibras a unir tengan niveles de excentricidad muy bajos o, lo que es lo mismo, que el centro del núcleo coincida con el centro del revestimiento, ya que, de no ser así las pérdidas de inserción que se producirían en los mismos serían muy elevadas, sobre todo en empalmes de fibras monomodo.

Los empalmes mecánicos han sido utilizados frecuentemente en los laboratorios de ensayos, en instalaciones interiores y con fibras multimodo, debido a lo tedioso, complejo y delicado del montaje y a la importancia que representa la estabilidad mecánica de los componentes, ya que las dilataciones o contracciones de los materiales por cambios de temperatura los hacían poco recomendables para su uso en exteriores, si los mismos no eran de gran calidad y elevado coste.

Los avances tecnológicos experimentados en los últimos años han permitido el desarrollo de empalmes mecánicos fáciles de realizar, robustos, fiables, de pequeño tamaño y precio reducido.

Los empalmes mecánicos de Fujikura FMSEZ-025/09 son un ejemplo de empalmes de alta calidad y pequeño tamaño (40 x 4 x 4 mm) que se pueden instalar en las bandejas de las cajas de empalme y permiten realizar empalmes de fibras monomodo y multimodo con protección primaria de 250 µm y 900µm.

Se montan en menos de 3 minutos con muy pocas herramientas, que se transportan en un pequeño maletín de plástico Una vez montados, sujetan los recubrimientos de las fibras y las protecciones primarias de forma independiente evitando así que las fibras puedan rotar en su interior.

Mostrando todos los resultados 1